Moldes de latex

El látex posee un gran número de aplicaciones y usos, entre las que destaca la fabricación de moldes de látex, puesto que se pueden conseguir además de un fácil desmoldado, copias perfectas.

Los moldes de látex son fáciles de elaborar además de duraderos así, se pueden usar para obtener piezas en distintos materiales como jabón, parafina para velas, yeso, látex, resina entre otros.

El origen del látex es Sur América, se obtiene del árbol(Hevea brasiliensis) por medio de un tratamiento sistemático de “sangrado” y es curioso, pues la planta se regenera cuanto más caucho se extrae de ella.

El látex es un plástico natural, resina acuosa, blanca y amorfa que desprende un olor particular.

La materia prima es procesada con amoniaco y agua cuando la goma se utiliza para hacer moldes de látex, aplicando el látex sobre el modelo original con una brocha.

Los moldes de látex son muy recomendables pues ofrecen gran resistencia al desgaste por su elasticidad y fuerza, mantienen su forma al despegar el molde que puede hacerse de adentro hacia afuera como un guante.